sábado, 25 de octubre de 2008

LA MÚSICA CLÁSICA Y EL CINE V

Años de monotonía. Años de sueños e ilusiones incumplidas. Años de esperar el día de descanso para continuar trabajando y ahorrar. Años sin sol. Años de vivir para trabajar. Años de conocer a miles de personas sin que nadie entre en su vida. Años de atascos, de semáforos en ámbar, de urgencias, de carreras, de mal comer para trabajar más y ahorrar. Ahorros que nunca serán suficientes para escapar de esa prisión sobre ruedas. Un año tras otro viendo girar la ruleta de la fortuna de la vida, a la misma velocidad, seguro de que tiene tan sólo un premio asegurado, pero se resiste a perder lo único que tiene, su sueño, hasta que un día cualquiera la ruleta se pare. Años sin dar importancia a lo poco que ocurre a su alrededor. La vida está llena de casualidades. Pero a veces las casualidades pueden cambiarnos la vida. De pronto alguien entra en nuestra ruleta y cambia la velocidad. Conocemos a alguien por casualidad y se convierte en la persona más importante de nuestra vida. La mayoría de las veces para bien. A veces para mal. Muy pocas veces ocurren ambas cosas. Entonces, la ruleta gira a velocidad de vértigo, perdiendo el poco control que creías tener. Todo se dispara. Hasta que de pronto la ruleta se detiene, para volver a girar a velocidad "normal", pero distinta, mejor. Así se vive el último instante antes de. Alguien entra en el taxi. Parece un buen cliente. De los que dejan propina. Una conversación en sentido único. Dos personas. Dos monotonías. Distintas. Dos monotonías al fín y al cabo. De escenario la gran urbe. De fondo, la inconfundible música de BACH en clave de Jazz. Una verdadera delicia.
.

video

domingo, 19 de octubre de 2008

..... Y LA SALVACIÓN LLEGÓ DEL CIELO

Lo bueno siempre viene de "El Cielo". Desde la cuna se lo enseñaron con el cariño que lo hace su gente.
.
La noticia corrió como un reguero de pólvora. Algo impactante iba a suceder. Y llegaría del cielo. Todos hablaban de lo mismo. Los visionarios con su prosa profética llevaban semanas hablando de ello. Algunos aseguraban haberlo visto en otros lares. Afirmaban que la civilización cambiaría muy pronto, como ya había ocurrido irremisiblemente en otros poblados. La vida ya no sería la misma con su venida. Cual Espíritu Santo iluminaría nuestros hogares. El concepto de Universo ya no sería el mismo.
.
A su edad, dejando de ser niño sin saberlo, los juegos se convertían en escuala de virilidad. El hombre debía aprender a ser hombre, y las demostraciones de fuerza y agilidad eran asignatura obligatoria. Su vida, como en la antigua Esparta giraba en torno a su particular "agogé". En su "agelé" de 105 x 70, el niño aprendió a querer y a respetar a sus compañeros, sus hermanos, con los que hacerse hombre saboreando el elixir de la victoria. Supervisado por "paidónomos" que jamás podría olvidar, aprendería el significado del compromiso, la honradez, el trabajo, la superación diaria y el espíritu de sacrificio. Ser respetado y admirado por su aportación al grupo de "sfareis" se convirtió en su sueño, y para ello trabajaba seis días a la semana. En su vida adolescente no había tiempo para conocer mujer. En su momento, los dioses le recompensarían con una Ninfa.
.
Como cada día, salió de casa muy temprano camino de la escuela, y como cada mañana, miró al cielo buscando una señal, pero nada hacía presagiar "La Venida". Los días pasaban y la esperanza se fue tornando desesperación. Hasta que la desesperación desembocó en incredulidad . Ya no miraba al cielo con la ilusión de antes. Todo había quedado en una mentira más, de las tantas a que nos tienen acostumbrados los falsos profetas.
.
Le habían enseñado a ser competitivo; a no abandonar nunca; a terminar todo lo que comenzaba; a luchar hasta la extenuación, porque lo importante no era ser más fuerte que sus compañeros y sí ser capaz de darlo todo por ellos; a llorar si llegaba la derrota, por no haber sabido desprenderse de todo su ser durante la lucha; a olvidarse del dolor corporal en beneficio del grupo; a no alegrarse por la victoria, porque la victoria es la obligación de un buen "espartano". Por todo ello, una pequeña llama de esperanza seguía luchando contra la incredulidad. Y por todo ello, su fe se vio recompensada. Aquel día, de regreso a casa, embriagado por los olores que desde tiempos inmemoriables inundan las calles de su tierra cuando el sol está en el zenit, olores de pucheros mimados por manos de madres y abuelas, su ojos lo vieron. Su refulgente blancura atravesaba la bóveda celeste como "Estrella de Belén" para posarse en su casa y bendecir a todo el poblado. De uno en uno, aquel regalo del cielo había bendecido todos y cada uno de los hogares. La profecía se había hecho realidad. La salvación había llegado del cielo. El cable del vídeo comunitario había llegado por fín a casa. Los sábados por la noche ya no serían los mismos. Nuestra existencia ya no sería la misma.

Boomp3.com

sábado, 11 de octubre de 2008

TODO ESTÁ CONSUMADO

12 de octubre de 2.035. El viento y la lluvia le habían robado sus últimas horas de sueño. Como cada noche había dormido en un lugar distinto, su supervivencia dependía de ello. Nadie debía saber jamás donde encontrarle. Calentaría el agua con el poco petróleo que le quedaba. Debía tener suficiente para el café y para asearse un poco. Las casas no disponían de gas desde que en pleno invierno de 2.015 La Segunda Unión Soviética cortase definitívamente el suministro de gas natural a la vieja Europa. El poco gas disponible procedía del norte de Africa, era controlado por el Nuevo Capitalismo Islámico, se vendía a precio de oro y sólo llegaba a las clases más altas. La única fuente de energía que le quedaba al pueblo era el petróleo que se robaba de los barcos que aún se atrevían a atravesar el Estrecho. Ése era parte del peaje que tenían que pagar. En cuanto a la energía eléctrica, tan sólo se podía generar con placas solares, pero la gran nube de polución que cubría toda la Tierra lo hacía casi imposible en el 99% de los casos. Y la poca madera que quedaba era custodiada por el Gobierno Europeo. Por eso, el agua caliente era algo que pocos podían disfrutar. Él, el último de su gente, la disfrutaría por última vez. Alguien le había delatado. Los agentes irrumpieron mientras mojaba su larga cabellera. El último portador había caído.
.
Las S.S. V, el Servicio Secreto Vaticano, creado por el Papa Alemán, había concluido una misión que había comenzado 20 años antes. Ellos querían eliminar una secta que nunca había existido, y así, casi sin saberlo, la habían creado y hecho cada día más fuerte. Pero año a año el cerco se cerraba más y más, hasta que el último portador fue localizado y neutralizado. Tan sólo llevaba un pequeño frasco. El último frasco. No podían permitir que aquel veneno del diablo siguiese destruyendo la castidad del hombre.
.
Fue el Papa Alemán el que había comenzado la limpieza. Pero fue el llamado Papa Judío, el primer Sumo Pontífice nacido en EE.UU., el que endureció los métodos. Primero se prohibió su consumo a todos los Católicos, bajo el pretexto de alejar al hombre de la lujuria y la perversión. Después se presionaron a las empresas para que dejaran de producirlo y a los gobiernos para que prohibiesen su producción, comercialización, venta y consumo. Fue entonces cuando unos jóvenes rebeldes, lo utilizaron como símbolo de su lucha por la libertad. Se inició la "Soft Revolution". Su signo de pertenencia al grupo era llevar una larga y desenredada cabellera. Así fue cómo algo que hasta la primera década del XXI había sido de uso normal, doméstico y cotidiano, se convertiría en preciado objeto de culto. Algo que había nacido de la intransigencia de una Iglesia retrógrada y arcaica, y que unos jóvenes inquietos e incomprendidos habían hecho suyo, tan sólo una década más tarde se había convertido en un movimiento a nivel mundial de protesta contra el régimen establecido.
.
Tal rebeldía sería castigada. Tan sólo unos años más tarde comenzaron a llegar los primeros ataques. Las primeras desapariciones. Fueron acusados de pertenencia a una Secta digna de ser eliminada. Se habían convertido en convictos de la noche a la mañana. Sólo unos pocos, los más fieles, continuaron hasta el final. Fueron cayendo uno a uno. Hasta el último portador. Ya todo había acabado. El último frasco con el preciado líquido se conservaría en el Vaticano como prueba irrefutable de la existencia del Maligno. Ya tan sólo quedaría la Leyenda.
.
Cuenta esa leyenda que todo había comenzado en el baño de un humilde pero honrado hogar de un barrio periférico de la entonces llamada Sevilla, la actual Delnidotown. Corría el verano de uno de los primeros años de la década de los ochenta, cuando aquel adolescente sevillano, sin saberlo, iniciaría una revolución a escala mundial. Allí, junto al champú, vió por primera vez uno de esos botes. Qué sería. Hasta entonces tan sólo existía la pastilla de jabón y el champú. Luego apareció el gel de baño. Dicen que el olor a fresa del Gel Geniol era embriagador. Pero aquello. Qué sería aquello. Concluida su ducha y aún mojado, tomó el bote con curiosidad y leyó la etiqueta "Crema Suavizante". Las instrucciones decían "Aplicar sobre el cabello, dejar actuar dos minutos y aclarar". La tentación había ganado una vez más al hombre. Aquel joven en plena pubertad, con el calor del verano, mojado, en la ducha, con su sexo siempre presente y teniendo que esperar dos minutos, hizo lo que tenía que hacer. Hizo lo que se esperaba que hiciese, lo que todos habrían hecho en su lugar, incluidos aquellos que lo llaman pecado y por cuya causa y locura la Crema Suavizante para el Cabello desapareció para siempre de la Faz de la Tierra, pero no de la memoria, mientras siga viva en el recuerdo del Hombre.

Boomp3.com

sábado, 4 de octubre de 2008

MI MAMÁ DICE QUE .....

Esa mañana, el sol de primavera dibujaba a todos la sonrisa típica de aquellos que saben que están pasando por el ecuador, que ya se ha coronado el puerto. Tan sólo quedaba el descenso. Peligroso es el descenso si no se llava cuidado, las curvas se toman más rápidas y se puede terminar magullado.
Boomp3.com
.
Llegó la hora. Los pasillos aún olían a colonia de baño. Cada uno a sus puestos de trabajo. El trabajo dignifica al hombre. Y a la mujer. El deber cumplido siempre es gratificante. Y si el trabajo permite ayudar al prójimo, una Bendición de Dios. Ella, guapa, morena, femenina, con su rizador de pestañas en el bolso, siempre de negro, alta, más alta aún sobre sus tacones, se disponía a atravesar la puerta que conduce a un universo paralelo. Todos sus años de experiencia no la podrían ayudar ante aquello que, sin saberlo, el destino le tenía deparado aquel día, tras aquella puerta.
.
Allí estaba ella, la Profesora de Religión, con su clase de 2º de E.S.O. Adolescentes de entre 12, 13 y 14 años. Puros volcanes hormonales. Progesterona y Testosteroa dispuestas a dar un vuelco al destino de la humanidad.
.
- Hoy veremos la diferencia entre símbolo y signo. - Dijo con la seguridad que otorgan los años de experiencia, al tiempo que transcribía sus palabras en aquella pizarra tan moderna. Continuó dibujando una Cruz, una estrella de David y una Media Luna. - Éstos son símbolos utilizados por el Cristianismo, el Judaismo y el Islam. ¿Pero alguien sabría decirme qué es un signo?
.
Como avezados espías, nada podría, de momento, con el silencio de la audiencia. Aquella clase, con apenas seis horas de descanso nocturno aún no había activado su cerebro. Algunos no lo harían hasta bien entrada la mañana.
.
Ante tal pasividad, la profesora volvió a tomar la palabra, esta vez para poner un ejemplo que ayudase a entender el significado de "Signo". - La Circuncisión es un signo. La circuncisión ha sido usada por el hombre desde hace miles de años. Ya en el Antiguo Egipto era practicada. Hoy día los Judíos y los Musulmanes continúan usando la circuncisión como signo de pertenencia a su religión y conpromiso con su Dios y su pueblo.
.
En cualquier clase hay que medir muy bien los pasos. El terreno que se pisa se puede convetir en arenas movedizas en apenas segundos. Como dicen los toreros, hay terrenos que es muy difícil pisar, y sólo los valientes o los locos se atreven a pisar esos terrenos. A los valientes y los locos se podrían añadir, los imprudentes, los distraídos, o lo que es más comun, los lanzados. La palabra Circuncisión dió vida a una pequeña bola de nieve que crecería por momentos.
.
- Maestra, ¿qué es la circuncisión? preguntó el más inocente de la clase. Nunca se supo si conocía la respuesta antes de hacer la pregunta. Se sigue especulando sobre ello.
.
Como diría el Maestro Araujo, cuando escuchamos de fondo a la afición del equipo rival cantar gol, "se veía venir". Cómo explicar a aquellos MOGWAI qué es la circuncisión. Para aquel momento la profesora ya se había dado cuenta que el agua del charco en que se había metido sóla la estaba empapando. Ya era demasiado tarde. - La circuncisión es ....., es ..... A ver ¿alguien está operado de Fimosis? Es como la operación de Fimosis.- Sin darse cuenta, o tal vez sí, lo acababa de "arreglar". Acababa de perder definitívamente las riendas de la clase. Le había dado una manguera a un MOGWAI. En tan sólo un instante todos serían GREMLINS.

Boomp3.com
.
Sin saber bien por qué, todos los ojos se clavaron en el único alumno que miraba su mesa. Eso suele ocurrir cuando uno quiere mantener algo en secreto y "sólo" se lo ha confesado a la persona equivocada. - Por favor ¿puedes explicarles a tus compañeros qué es la Fimosis? dijo la profesora, despejando la pelota de su área.
.
- La timidez de un chaval de 13 años que sabía cómo se las gastaban sus compañeros hizo previsible la respuesta. - Maestra, es que eso es algo muy personal.
.
Y como pasaba en la inolvidable película, el de la cresta más grande, que suele ser el peor de los Gremlins, tomó la palabra. - Maestra, eso es que te corten el pene por delante. Alguien había mencionado la palabra pene en una clase llena de púberes. Se mascaba la tragedia.
.
- Sí, sí, eso es como lo del clítoris. - Dijo una alumna desde el final de la clase. "Por Dios, la palabra pene y la palabra clítoris en el mismo momento, en la misma clase", debió pensar aquella profesora que cada vez se hacía más y más pequeña.
.
- ¡¡¡ Maestra !!! ¡¡¡ ¿qué es el clítoris?, ¿qué es el clítoris? !!! preguntaba a coro toda la clase, entre carcajadas y espasmos. Aquella profesora ya no volvería a emitir sonido hasta que la salvara la campana.
.
- Desde un lado de la clase respondió a gritos un voluntario: ¡¡¡ ¿el clítoris es el Punto G? !!!
.

- NOOOOO!!!!!, el punto G es otra cosa que está en otro sitio, que lo he visto en el programa de sexo de la de las manos grandes. Dijo el experto en programas nocturnos. Entiéndase Lorena Berdún como la de las manos grandes.
.
- ¡¡¡ Y ¿donde está el punto G? ¿donde está el Punto G? !!! - gritaba el resto de la clase.
.
- El clítoris está fuera, pero el Punto G está dentro. Para encontrarlo hay que meter los dedos y hacer así.- Explicó el experto en programas nocturnos, con la importancia que da manejar la información, al tiempo que se ponía en pié y con los dedos índice y corazón extendidos giraba su mano cual centrifugadora pasada de revoluciones.
.
Al fín sonó liberadora la señal que marcaba el final de la hora. Pero la bola de nieve ya hacía tiempo que había estampado contra la pizarra a aquella grandísima profesora, que tardaría en olvidar lo que acababa de sucederle. Pero aún quedaba lo peor, pensar en las conversaciones que durante el almuerzo tendrían esos niños con sus respectivos padres, contando lo divertida que había estado esa mañana la clase de Religión.
.
Como diría Forrest Gan "Mi Mamá dice que una hora de clase es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar". Esa incertidumbre consume y asfixia a muchos. En cambio para otros tantos es como una droga que no se puede dejar. Es como hacer puenting seis veces al día. Es lo que tiene trabajar con gente joven. Al final contagian su "frescura" y no se sabe bien quién ayuda más a quién, si la profesora al alumno o al contrario. Pero por favor, si tienes pensado hacer puenting, mide bien la cuerda, y si ya es demasiado tarde, cuéntanoslo.

Boomp3.com
.

1BESO.