miércoles, 31 de diciembre de 2008

COHETES DE FIN DE AÑO

¿Lo escuchas?. Otro petardo. Bueno, si vives en el centro pocos podrás escuchar. Es lo que tiene vivir en la periferia. Yo llevo haciéndolo casi toda mi vida. Aquí es más fácil tirar petardos. Es cierto, también es más fácil comprarlos. Además, quién es el guapo que tira un petardo o un cohete en el centro, tienes a los munipas allí en cinco minutos. Mira otro petardo. Ah no, este ha sido un cohete. Lo sé porque suenan menos. No son cohetes como los del Rocío, son de esos pequeños de muchas luces de colores y poco ruido. Sí hombre, como Carlitos y Zafra.
.
A mí de nunca me han gustado los petardos. Me daba miedo ver los dedos de mis amigos orgullosos de haber demostrado su valor gracias a un petardo con poca mecha. Y es que a uno la presión le ha podido desde siempre. Los petardos con poca mecha, para otros, que una explosión en plena carne duele. Joder!!! éste sí que ha sido fuerte. Aunque hay que entender a los niños, se lo tienen que pasar bien. Y a los niños les chiflan los petardos y los cohetes, y a algunos no tan niños..... Espera .....
.
No. Era la tele. He ido un momento a la salita. El informativo. Es que allí también suenan cohetes. Los cohetes kassan esos que lanzan los terroristas de Hamas, de forma indiscriminada contra la población israelí de la frontera con Gaza. No, no es que les caigan especialmente mal los israelíes de la frontera, es que no llegan más lejos. No, no son misiles, son cohetes pero pueden hacer daño y de hecho lo hacen. Algunos caen en tierra de nadie, pero los que consiguen acertar en una casa suelen hacer daño. Pero no os preocupeis, Israel ya ha sacado sus juguetitos del video juego para matar a unos cientos de palestinos y devolver así todo a la "normalidad", aunque, pensándolo bien, esto también es normal, ¿no?.
.
Bueno, dejemonos de "bombardeos rutinarios" y pasemos a lo verdaderamente importante. A lo que iba, si eres de los que celebras la salida y entrada del año con especial ilusión, quiero desearte que el año venidero te traiga salud y felicidad a reventar, para tí y para toda tu gente. Yo, como siempre, intentaré contagiarme de la felicidad con que algunos despiden el año y celebran la llegada del nuevo. Nunca lo he entendido. Como para mí, la primera uva y la última son iguales. Un agobio. Y es que, ya sabeis, uno no soporta muy bien la presión. Claro, cómo voy a celebrar el cambio de año si mi calendario es otro. No el chino no, yo soy más del Tijuana. Te lo puedes imaginar. Ya sabes fatiga que es uno. Porque para mí el contador siempre se pone a cero así, sin campanadas, sólo con el dulce tintineo de los Rosarios de mi Niña, mecida por mis chiquininos.


.

Lo dicho, 1BESO, y si nos vemos mañana o cualquiera de los 364 días siguientes, que sea en un Bar, pero no trabajando, o mejor sí, si quien trabaja eres tú, así me invitas.

martes, 23 de diciembre de 2008

CUENTO DE NAVIDAD

Las uñas casi clavadas en el volante. Los labios perdían la batalla y las palabras escupidas sin orden resonaron en el coche. La policía hacía su trabajo y volvía a desviarle. Un año más la Navidad iniciaba su asedio. Los atascos serían más atascos. Los centros comerciales se convertirían en angustiosos laberintos, donde, como en una pesadilla de media noche, nadie le dejaría pasar, todos se interpondrían en su salida, mientras el hilo musical le perseguía incesante.
.
Al fín llegó a casa. La ducha caliente y la casi cena le llevaron directo a la cama. Si no fuese por las vacaciones. Y es que la Navidad es un cuento, pensó. Mercantilismo puro al servicio de los grandes depredadores. Consumismo que devora a las familias que, por no poder, tienen teléfonos que sólo pueden recibir llamadas. Mañana sería 24 de diciembre. Nochebuena. Dos semanas más y todo habrá pasado.
.
Se levantó temprano según su particular reloj. La puntualidad británica jamás le acompañaría en la vida. Claro, siendo británica ..... Salió de casa para ver a unos amigos. Beberían, comerían y reirían aquel miercoles desde el mediodía. Aquel miercoles era Nochebuena. Todo no podía ser malo en Navidad.
.
Los camiones de reparto dominaban las calles. Ni un sólo aparcamiento. Decidió dejar el coche en doble fila para asomarse. No había nadie. Nadie había llegado aún. Que extraño. Si él siempre era el último en llegar. Llamó por teléfono y nadie contestaba. Preguntó a la camarera y nadie sabía nada.
.
Decidió tirar para Triana, estarían en el Bar Santa Ana pensó. Pero al llegar a la Calle Pureza todo era normal. Normalidad un día 24 en el Bar Santa Ana. Imposible, pensó.
.
De camino a casa pararía a comprar algo de comida. No tenía nada preparado. Aquella gran tienda estaba casi vacía y la banda sonora de Titanic había desplazado a los Villancicos. Al fín una tienda inteligente, masculló sonriendo.
.
Decidió ir pronto a casa, a la de verdad. Aquella noche, como todas las Nochebuenas cenaría en casa de Mamá con toda la Familia. Pero al llegar no había nadie. Ningún olor típico adornaba la escalera. Ningúna olla express siseaba orgullosa de su creación. Ningún horno trabajaba como en los días especiales. Ningún villancico sonaba por el barrio. Ningún niño huía del petardo recien puesto. Ninguna candelá rebosaba por bulerías. Nada de lo que estaba pasando era normal. Nada de aquello tenía gracia.
.
Asustado condujo hacia la Calle Feria, mecánicamente, como autómata que mil veces recorre el mismo camino. Decidió acceder al centro allá por donde la policía no restringe la entrada. Pero ..... No había policía en la Puerta Carmona. No había policía en la Puerta Osario. Con los ojos cerrados podría recorrer esa senda. Matahacas, Peñuelas, Bustos Tavera, San Marcos, Castellar, Churruca y ya estaría con su gente. Cuando llegó, nadie había en casa. En Vizcaíno, nadie. Pepe no había abierto ese día. Mario ya estaba cerrado. La plaza de los Carros y la Calle Feria lucían normal, sin un sólo adorno navideño. Dios qué estaba pasando.
.
Aquello parecía una pesadilla. El tiempo se movía como en el cine. Un abrir y cerrar de ojos le llevó hasta casi las doce de la noche. La Misa del Gallo. Ya está. Allí estarían todos. Al fín podría abrazar a su gente. El coro estaría a punto de entonar el Canto de Entrada. Corrió hasta San Gil. Pero cuando llegó. La puerta estaba cerrada. Nadie por Sagunto. Parras estaba desierta. Volvió a San Gil. Esta vez los golpes en la puerta serían más fuertes. Tienen que estar aquí. Tienen que abrirme.
.
Con uno de esos golpes volvió a la realidad. Todo había sido una pesadilla. Aún estaba a tiempo de ver a sus amigos, esa mañana de Nochebuena. Aquella Navidad le daría una segunda oportunidad. Al salir de casa se paró un instante. Volvió a su escritorio. Ese día, el hilo musical de su coche lo pondría el amigo Arcangelo, Corelli, con su "Concerto Grosso in sol minore fatto per la notte di natale".

viernes, 19 de diciembre de 2008

CAMPO DE REEDUCACIÓN

Que los dictadores siempre tienen buana intención es algo que todos sabemos. Que los dictadores se dejan la vida por su gente hay que reconocerlo. Que los dictadores han sido iluminados para marcar el camino hacia la grandeza de sus iguales es dogma de fe. Y si alguien no quiere o no acepta seguir el camino marcado, pues hay que reeducarle.
.
MAO Tse-tung se dio cuenta de ésto. Demasiados intelectuales había en aquella China revolucionaria. Demasiados altos cargos del partido con ideas "no ortodoxas". Demasiados osados capaces de pensar por sí mismos. Demasiadas personas con capacidad para discernir. Demasiadas personas viciadas y que había que REEDUCAR. Así fue cómo en la mente de este MAO Zedong se creó la necesidad de completar una GRAN REVOLUCIÓN CULTURAL. Los cerebros vírgenes se podían programar desde el inicio. Pero con los cerebros mal programados había que reprogramarlos. Había que lavarlos, que limpiarlos, que vaciarlos, para desde el principio reeducar con la "verdad". Para eso se hacían necesarios los CAMPOS DE REEDUCACION.
.
Rara vez hablo de fútbol en este blog. Porque decir lo que se siente a veces puede ser ofensivo, y ya sabemos cómo suele acabar éso. No temais los béticos, que hoy se ofenderán otros. Otros que tras el ridículo de ayer deberían ya estar ofendidos. Otros que deberían de haber revivido ayer las sensaciones del Sevilla Fútbol Club rácano y mediocre de Parma. Un Sevilla Fútbol Club que no debería volver.
.
Reeducar. Siempre desde la buana voluntad, buscando el máximo beneficio para la comunidad. 25 años de socio de mi SEVILLA FÚTBOL CLUB cumplí por la Gracia de mi Tía. 25 años cumplí en su día. Hace ya unos años. 25 años inimterrumpidos cumpliendo el ritual. 25 años que ya son más de 30. Más de 30 años desde que mi Tía me hizo aquella foto para el carnet de socio. Más de 30 años desde la primera vez que entré en aquella casa de la Calle Harinas. Por eso, el viernes pasado acompañé a mi Tía a la recepción que el Club ofrecía a los socios con más de 25 años de antigüedad. Lo llamaron Fieles de Nervión.
.
Fieles de Nervión, que nombre más bonito. Fieles a su S.F.C., las siglas que más he garabateado en toda mi vida. Y fue allí, en los bajos de la grada de Fondo, donde presencié una sesión de Reeducación en toda regla. Sí señor. Porque eso es lo que hizo el Sr. Del Nido con los socios allí presentes. Con buena intención, seguro. A SEÑORES. Porque la media de edad de los asistentes al evento rozaba los 60 años. Media desvirtuada por algunos jóvenes afortunados, y mejorada por señores de más de 70 años.
.
Que se intente Reeducar a la comunidad para el bien común es loable. Pero con qué derecho se Reeduca a señores de 60 ó 70 años, Señores que han visto tanto, allá por Nervión. Fácil, con el derecho que se arrogan los dictadores, siempre por el bien de la comunidad.

.
Pues amigo, tu sigue intentando Reeducarnos. Algunos, muchos, caeran. Yo continuaré comportándome como me enseñaron. Porque, que no se te olvide nunca, es consustancial con ser SEVILLISTA, el saber ver; opinar; agradecer; reclamar; no olvidar; no dejarnos embaucar; subir a los altares a muy pocos; estar con los nuestros; defender el dogma de nuestra grandeza; ser libre; no seguir a nadie; seguir a dos colores, el rojo y el blanco. Ésta es la personalidad del Sevillista. Nuestra forma de ser. Lo que nos distingue. Nuestro Orgullo. No lo mancilles.

martes, 16 de diciembre de 2008

WERTHERS ORIGINAL

Allí quedó aquel número de la Guardia Civil, cuadrado ante nadie, con su tricornio y su capa, con su fusil al hombro y su brazo marcando el saludo preceptivo a la altura del corazón, inmóvil bajo aquella lluvia torrencial que hacía honor a la fama de la Sierra gaditana de Grazalema.
.
Todo había comenzado unos minutos antes, a altas horas de la noche, porque las 8 de la tarde ya era muy tarde en aquel otoño de la serranía. Demasiado tarde para conducir bajo esa tormenta por aquella carretera comarcal de los años 40, tortuosa y sin señalizar.
.
"¿De dónde ha salido ese camión, a estas horas y con la que está cayendo?", comentó con suspicacia el cabo primero de la pareja de la Benemérita.
.
El pequeño y torpe limpiaparabrisas de aquel camión, con sus bruscos movimientos apenas podía evacuar el agua que lo anegaba todo. El trayecto se hacía interminable. Torrentes de agua cubrían aquella serpiente huérfana de asfalto, convirtiéndo la conducción en puro equilibrio. Nada se veía con la tímida luz amarillenta de los faros. Un frenazo cortó súbitamente la distendida conversación que se desarrollaba en el interior de aquella fría cabina. Dos figuras fantasmales se habían cruzado en la carretera.
.
"¿Qué pasa chaval?" preguntó el copiloto con la autoridad que le confería su rango.
.
"No lo sé mi Teniente Coronel. Es la Guardia Civil, nos ha dado el alto".
.
"Sí muy bien, pero que coño quieren. Lo que sea rápido que vamos tarde"- aseveró el superior.
.
En aquel instante la luz de la linterna se coló por la ventanilla del conductor enfocando diréctamente ambos rostros.
.
"Quita esa puta linterna. ¿Qué carajo quieres?"- gritó molesto el Teniente Coronel.
.
Ver las 16 puntas repartidas entre aquellas impresionantes dos estrellas y escuchar aquel grito , todo en un segundo, fue demasiado para el cabo primero de la Guardia Civil. El saludo fue inmediato. Y la disculpa temerosa no tardó en llegar. - "A la orden de usía mi Teniente Coronel, es que ....., no sabíamos que usted, ......, usía ....." balbuceó entre el miedo que un Teniente Coronel podía provocar en la España de los 40.
.
"Bueno, quiere usted algo o podemos seguir"- insistió el militar.
.
"No, no mi Teniente Coronel, disculpe. A la orden de usía siempre mi Teniente Coronel." El taconazo de aquella pareja del por entonces militarizado cuerpo sonó con fuerza en la playa en que se había convertido la carretera.
.
Los guardias civiles se miraron, suspirando por el alivio de verse librados de aquel embarazoso encuentro. Pero ¿por qué se vuelven a parar? pensaron asustados.
.
Mientras tanto, en el camión, el copiloto le preguntaba al conductor "muchacho ¿y el "cardogallina" que te acabo de dar? ¿ya te lo has fumao?". Cardogallina, había alguna forma más buena de llamar a los cigarrillos más apreciados del momento.
.
"No mi teniente coronel, es que con el susto y el frenazo se me ha caído. Está aquí abajo, ya lo cojo" - respondió el soldado con la confianza que aquella noche y sólo por aquella noche le otorgaría su señoría.
.
"Qué vas a coger ni coger coño, toma otro. Será por cigarros"- concluyó el superior.
.
No podía pasar desapercibido para el cabo primero de la pareja la escena que con sorpresa iba a presenciar. El Teniente Coronel enciende un mechero y le da fuego al conductor. Aquello era imposible. Que un soldado raso se atreviése a fumar delante de un suboficial era raro; que lo hiciese delande de un oficial, insólito; pero delante de un Teniente Coronel, era imposible. Y además el propio Teniente Coronel le estaba dando fuego. Aquello no podía ser otra cosa que una farsa. Allí estaba pasando algo. ¿Qué estaría detrás de todo aquello? pensó el guardia civil.
.
Presuroso se dirigió de nuevo hacia la ventana del supuesto Teniente Coronel, al mismo tiempo que montaba el fusil dispuesto a llegar hasta el final. "Alto, tor mundo abajo ahora mismo, a ver que coño pasa aquí".
.
Cuando el Teniente Coronel se vió encañonado por aquel número, en su propio bigote, el asombro se convirtió en miedo y el miedo en ira, todo en un instante, al tiempo que gritaba "Pero que haces desgraciao, quita eso de aquí. Me cago en .....".
.
"A ver la documentación", insistió con autoridad el curtido guardia.
.
En ese preciso instante, de la parte trasera del camión asoman la cabeza un comantante, un capitán y un teniente. "¿Pero que pasa otra vez con éste tío, coño?" pregunta el comandante. "O lo arresta usted o lo hago yo mi Teniente Coronel". Militares y guardias civiles, dos cuñas del mismo madero en la España de la postguerra.
.
La mirada del Guardia Civil de menor rango se movía nerviosa entre el Teniente Coronel, el Comandante y su cabo primero. "Mi primero, que son los de las maniobras".
Justificar a ambos lados.
"Vámonos soldado" gritó el Comandante. Mientras el Teniente Coronel no le quitaba ojo al cabo primero de la Guardia Civil. "Sigue, que no vamos a llegar nunca a Jerez, y como el Teniente Coronel se pierda la fiesta flamenca vamos a volver por éstos dos y le vamos a meter un puro que no se van a olvidar de nosostos en su vía".
.
Qué sucedió aquella noche en Jerez no puedo contarlo por desconocerlo, pero algo dentro de mí me hace pensar que fue memorable, porque el señor que me contó esta historia, al ser preguntado por ello, simplemente sonrió y miró con timidez a la mujer de su vida, como el abuelo del anuncio de Werthers Original.

lunes, 8 de diciembre de 2008

EL PRIMER BESO

Esta es la historia de amor más grande contada en este mediocre. Dicen que se crió en el seno de una familia humilde pero orgullosa de sus raíces. Flamenca por las dos sangres, más gitana por la de Él que por la de Ella. Gitano antiguo de la Macarena.
.
Así creció el niño, entre quejíos y requiebros. Así, aprendió a amar a unos "Ojos Verdes"; a luchar como aquel que "era tan poco en la vía, tan poco que nada era"; a enamorarse de una niña "picadita de viruela"; a aprender que muchas veces, aunque se ame no se es amado, como le ocurrió a una mujer a la que el hombre de su corazón sólo la llamaba Madrina; a comprender que a veces "la vereíta verde madre, no cría yerba" para al poco tiempo estar "cuajá de yerba, cuajá de yerba"; que muchos nunca debieron escuchar un pasodoble y probar vino español "allá en tierra extraña"; que los republicanos también eran españoles, como canta Vallejo "¡al grito de Viva España!"; que jamás habrá "besos que sean más dulces, que los besos de una mare"; que la boda más grande fué y será siempre la "de Luis Alonso", cuando Luis Alonso era Antonio "El Bailarín"; que muy cerquita de su Plaza de los Carros enseñaba su arte Enrique el Cojo; que a la Alameda iba Ella, aquella niña tan canija a aprender de Realito; que cuando se está alegre se canta, para sin saberlo llorar cantando.
.
Aquel niño creció con ese pequeño magnetofón que le enseñaba cosas sobre la vida. Su vida. Una vida en la que jamás se separaría de aquella que tiene nombre de mujer. Aquella que para él siempre será morana de ojos verdes. Aquella con la que sonreía. Aquella con la que lloraba. Aquella que podía ser toda pasión y toda dulzura. Toda la vida enamorado de alguien de quien sólo había escuchado hablar.
.
Por eso la fue buscando. Se fue acercando. Preguntó sobre ella. Aprendió, día a día, a entender su carácter cambiante. La necesitaba cada día. No podía vivir sin ella. Es lo que les suele pasar a los enamorados. La sentía suya, aunque ella no le conociese.
.
Pero un día se le rompió el corazón. Aquel día sintió que le era infiel. Ese día la vió más cerca que nunca. Casi pudo mirarla a los ojos, oler su pelo. Pero no pudo hablarle, porque ella coqueteaba con otros. Aquellos que jamás podrían amarla más que él, podían acercarse a ella, la acariciaban, la hacían bailar con su elegancia de siempre. "¿Por qué ellos pueden y yo no?" - pensó preso de los celos. Entonces ocurrió. Sintió cómo por primera vez aquellos ojos verdes de morena que siempre había soñado lo buscaron. Aquella mujer se acercó a él y con una nota le dijo entre susurros, "tú también puedes, porque soy tuya, como lo fui de tantos otros y lo seré por siempre. Estaré siempre junto a tí. Te acuné de niño y te acunaré por siempre. Siempre estaré contigo, aun cuando creas que no me necesites. Pero si quieres besarme, tendrás que atreverte a dar el primer beso, porque tengo prohibido hacerlo yo". Y sin más, aquella nota se fue dilullendo, dejando la fragancia de su pelo de azabache por toda la estancia.
.
Aquella noche, su último pensamiento fue para ella. Pronto bailaría de su mano. De su corazón y su alma muy pronto brotarían notas que le permitirían acariciarla con la llema de sus dedos y besarla en los más suaves de los labios. Aquella a la que siempre había amado y siempre había llevado en el corazón, ya no sólo llegaría a él con su elegante baile de cadencias, algún día no muy lejano saldría de él, porque el amor, dicen, todo lo puede. Porque aquel niño, que tan cerca y tan lejos había estado siempre de ella, hacía muchos años que, sin saberlo, lo había decidido, había decidido que esa llama nunca se apagaría, y ahora, sería uno de los elegidos para mantenerla con vida.
.

domingo, 30 de noviembre de 2008

EL FÍSICO NO IMPORTA, .....

..... Y UN K..........
.
Todo el mundo tiene en su casa como mínimo dos espejos, pero el físico no importa.
.
Todos los ascensores tienen un espejo, a veces incluso toda las paredes son espejos, pero el físico no importa.
.
Las escaleras mecánicas de El Corte Inglés forradas de espejos, pero el físico no importa.
.
La gente mira los escaparates más para comprobar su imagen que para ver el interior, pero el físico no importa.
.
Aun otorgando el beneficio de la duda a los que os enamorasteis no precísamente de LISA, ¿qué haríais si tuvierais el programa?. Ese programita que no sirve para vosotras, ya sabemos vuestra "romántica afición" a enamoraros de los feítos interesantes. "Feíto interesante" esto da para toda una entrada.
.
Si se trata de un político, una actriz, una cantante, un músico, ....., la imagen cobra especial relevancia, como parte fundamental del producto a comercializar.
.
Se puede saber entonces quién o quiénes son los responsables de esta aberración, porque está claro que hay alguien que sobra en el vídeo, alguien que no tiene amigos, porque de haberlos tenido le habrían dicho "pero shiquillo ¿tú te has visto?".


.
Por favor, si conoceis a los responsables, denunciadlos con vuestros comentarios.

sábado, 22 de noviembre de 2008

ÉXTASIS, RELAX Y MEDITACIÓN

El ascensor debía estar en la última planta. Es una de esas leyes de Murphy que siempre se cumplen. De no tener prisa, el ascensor hubiese estado esperándole. Pero una vez más, Murphy ganaba la batalla. Aquella situación era prácticamente insostenible. El ascensor estaría en la última planta y bajaría a su velocidad programada, algo normal si la situación fuese normal. Pero aquella, no siendo excepcional, generaba adrenalina suficiente para poner todo los músculos del cuerpo en tensión.
.
Su nerviosa espera, sus paseos cortos, rápidos y en todas direcciones encontraron su final con aquel sonido. Las puertas del ascensor se abrieron. Parecían tan lentas. Dada la orden, el elevador subía hacia su destino. Pero parecía tan lento. Sus sentidos se agudizaban. Como si de una mosca se tratase, su ritmo vital se aceleraba por momentos. Todo a su alrededor fluía con tanta lentitud. Parecía que nunca llegaría a su destino. Tanto esfuerzo para algo tan fugaz.
.
Al fín se encontró frente a la puerta. Las llaves, preparadas ya en el ascensor, se dirigían temblorosas a cumplir con su función. Ya estaba allí. Un último esfuerzo. Pero ya todo comenzaba a desmoronarse. Las llaves se quedaron en la cerradura. La mochila cayó en el hall. La cazadora en el pasillo. Los últimos movimientos serían vitales. Con la coordinación necesaria lo conseguiría.
.
Ya todo había pasado. Sus ojos cerrados dieron paso a una relajación absoluta. Nada se le podía comparar. Nada tan liberador. La frustración de algunos se convertía en opio para él, en un brevísimo instante de éxtasis y relax. Para otros incluía un ritual de lecturas. Lecturas dispares. Libros, revistas, catálogos, folletos promocionales, champús, geles, cremas, ....., cualquier cosa les valía para soportar su infructuosa espera. En cambio, para él tan sólo consistía en un rápido trámite vital. Jamás los entendería.
.
Tras esos pocos segundos de éxtasis, relax y meditación, abrió los ojos. Ante él se mostró coronando aquel montón de ..... lecturas. Su mano lo buscó llena de la tentación diabólica que aquel catálogo irradiaba. Aquello le cambió la vida. No había nada que leer. Tan sólo había que mirar y disfrutar. Desde entonces, sus estancias allí cobraron una nueva dimensión. Porque allí estaría esperándole la magnificencia de la nueva temporada de Intimissimi.

domingo, 16 de noviembre de 2008

SEVILLA, MIARMA .....

Con las limitaciones impuestas por mi destierro a tierras cordobesas, destierro cada vez menos amargo, y es que a todo nos acabamos acostumbrando, cada vez escribo menos en este mediocre blog del rey de los mediocres del mundo, parafraseando al Salieri de Milos Forman. Tenía en mente escribir la última de la serie de pamplinas semanales, pero algo esta mañana ha cambiado en mi ánimo. Y es que cruzaba anoche el río lleno de ilusión y volvía a Sevilla repleto de dudas y de frío.
.
Muchos cofrades y no cofrades, Sevillanos o no, teníamos marcada en el calendario la fecha del viernes 14 de noviembre. El Señor volvía a su Casa. Motivo de gozo para su Hermandad. Motivo de gozo para casi todos, porque, como bien cuenta ese buen Aguaó, por Santa Rosalía, a buen seguro, las sensaciones fueron encontradas. Motivo de gozo. Como así lo entendieron las Hermanas Carmelítas de Santa Ana, cuando, al paso del Señor por su Convento, en la esquina de Santa Ana con Santa Clara, repicaron a gloria con orgullo sus campanas.
.
Motivo de gozo. Por eso no entiendo cómo muchos miraban con extrañeza la torre del convento, cuando ese repicar de campanas rompía el silencio de los rezos. Por eso no entiendo por qué la solemnidad del traslado se tiene que confundir con caras de penitencia, en el cortejo y fuera de él. Por eso no entiendo por qué no vislumbré ni una cara alegre en todo la procesión. Por eso no entiendo por qué, en un día de gozo como el del viernes, se tienen que forzar todos los músculos de la cara para conseguir un rictus antinatural. Porque seguro, en la propia Madrugá, bajo el anonimato de ese bendito ruán, las caras son otras.
.
Así, esta mañana un pensamiento me ha llevado a otro. Y recordé el regreso de la Virgen del Valle a su Iglesia de la Anunciación tras ser coronada canónicamente. Y recordé ese cortejo, de seriedad extrema, con guantes de cabritilla negro, al más propio estilo Don Cicuta. Y recordé cómo la Virgen cruzaba el dintel de su casa entre las palmas de la media Sevilla que entendía aquel acontecimiento como glorioso y gozoso, mientras la otra media Sevilla, la Sevilla casposa, en posesión de la eterna verdad de ésto, siseaba con desprecio.
.
Y recordé a María Santísima de la Concepción del Silencio aquel 9 de mayo de 2004, en su salida extraordinaria para conmemorar el CL Aniversario de la Proclamación del Dogma Concepcionista, meciéndose por primera vez ante mis ojos a los sones, entre otras, de marchas como Corpus Christi, Virgen de las Aguas, Aniversario Macareno, Pasan los Campanilleros o Esperanza de Triana Coronada.
.
Y recordé a la Amargura en una levantá a pulso ante las Hermanitas de la Cruz, el 14 de noviembre de ese mísmo año, en el día de su salida extraordinaria por el L Aniversario de su Coronación Canónica, interpretándose el repertorio macareno, una marcha tras otra.
.
Y recordé a esa Sevilla casposa y almidoná, con su inaguantable olor a naftalina y su doble rasero. La Sevilla que se despacha a su gusto, según con qué Hermandad. La que considera una salida extraordinaria como jugar a los pasitos, según de qué Hermandad se trate. La que considera que las procesiones extraordinarias que se alargan hasta las tantas de la madrugá son inaceptables, claro, según quién lo haga. Si escucho algún calificativo negativo de lo sucedido ayer en Triana prometo reconocerlo. Pero si alguien los escucha en programas del corte de Pasion en Sevilla, agradecería que me lo hiciera saber, a Córdoba no llega la señal.
.
En fín, Sevilla miarma, si no te entiendo ni yo, cómo te van a entender los cofrades de distintos puntos España, que se acercan a Tí para ver las procesiones extraordinarias de tus hermandades. Cómo van a entenderte, si se encuentran Diós sabe qué, cuando ellos esperaban encontrarse algo qué creían aprendido y comprendido.
.
En fín, Sevilla miarma, así es como eres, para bien o para mal, políticamente correcta pero injusta hasta el hastío, capaz de prohibir a la Hermandad de las Siete Palabras que interprete en la Campana la marcha Campanilleros, para luego ponerte en pié y llorar cuando lo hace la Macarena. Pero claro, "es que La Macarena es La Macarena".

sábado, 8 de noviembre de 2008

ANSIEDAD

Aquella noche no pudo conciliar el sueño. Había estado a punto de hacer un daño irreparable. Había estado demasiado cerca. Jamás podría olvidar lo que le sucedió aquel día de primavera. Tan sólo encontraba consuelo en la posibilidad de aprender del error cometido. Un error que pudo cambiar su vida.
.
Todo comenzó de repente. El local aún no se había llenado. Eran los últimos momentos de tranquilidad antes de la fiesta. La música no paraba de sonar, a ese volumen que termina dañando más la garganta que los propios oídos. Él se encontraba al fondo del local. Como siempre, de frente a la puerta. Dar la espalda a la puerta era un error que jamás se permitiría. Su situación privilegiada, le permitía estar prevenido ante cualquier llegada inesperada. Aquello lo aprendió de alguien que había dejado demasiados enemigos tras de sí a lo largo de su vida.
.
Mientras bebía y comía departiendo con sus amigos, el local se fue llenando poco a poco. La fiesta ya se hacía notar. Pero su mirada siempre volvía rítmicamente hacia la puerta. Así fué cómo la vió por primera vez. Morena. Esbelta, más si cabe sobre aquellos tacones negros. Sus genes reclamaban orgullosos su origen mediterráneo. El pelo negro perfectamente recogido por detrás. Sus ojos negros perfilados como con khol rebosaban luz y misterio. Sus labios rojos, manjar de dioses. Su terno negro, rigusoso y elegante, tan sólo era roto por un clavel que emergía desafiante protegido por aquellos senos. Si alguna vez la tentación se hizo carne, acababa de entrar por aquella puerta.
.
Cautivado por su mirada, las palabras de sus amigos se diluían como la nieve de otoño. La algarabía se hizo silencio en sus oídos. Aquel local se quedó vacío a sus ojos. Tan sólo estaba ella. Allí, emplazada, con la seguridad de saberse bella y poderosa. Él sintió como el sedal se recogía poco a poco. Tenía que acercarse. Su respiración se agitaba y el corazón ya se había desbocado, mientras sus piés recorrían el camino que le separaba de aquella mujer sin la más mínima vacilación. Jamás en su vida volvería a experimentar aquello. Hechizado por aquella mirada, en sus actos no había el más mínimo resquicio de duda, porque ya no era dueño de sus actos.
.
Desde aquel momento perdió por completo la noción del tiempo y del espacio. Nada de lo que ocurría a su alrededor tenía importancia. Todo era prescindible si podía seguir mirándola. Un intercambio de miradas, sonrisas y palabras. Y como los cortes en las películas, la siguiente escena lo mostraba sentado a solas con ella. A su merced. Había caído en aquella tela de araña sin importarle cuan venenoso podía ser su aguijón.
.
Nadie le había prevenido nunca sobre una situación así. Indefenso ante aquella creación, la ansiedad llenó todo su ser. Aquello no le podía estar pasando a él. Aquello, decían, tan sólo ocurría en las películas. Ya no habría palabras. El silencio tan sólo era roto por sus suspiros. Un baile frenético donde sólo mandaba ella, ofreciendo su cuello como fruta prohíbida, inicio de un camino tantas veces soñado. La sangre le quemaba en las venas. Ya no habría vuelta atrás. Estaba perdido. Tan sólo había una salida, llegar al final del camino. Pero no debe el sediento beber con ansiedad el agua en el desierto. Un grito le despertó de aquel sueño. La rabia, el asombro y el dolor se mezclaban en aquel rostro. Unas palabras que lo hundieron en una pesadilla, en un laberinto del que pudo no salir jamás. Unas palabras que para siempre retumbarían en sus oídos. Cómo podía él haber sabido aquello. De haberlo sabido jamás habría actuado así. Nunca había vista nada parecido. Quién coño habría inventado algo así. Por qué nadie le había hablado nunca de ello. Al parecer lo llamaban body. De haber sabido que no era una simple camiseta interior no habría insistido tirando hacia arriba con tanta fuerza. Desde aquella noche, odiaría con toda su alma los bodys con corchetes de extrema seguridad y a Nat King Cole.
.
Ansiedad, de tenerte en mis brazos
Musicando,... palabras de amor
Ansiedad, de tener tus encantos
Y en la boca, volverte a besar
.

Boomp3.com

domingo, 2 de noviembre de 2008

HUMANIDAD MUTANTE

Washington D.C. 2 de noviembre de 2018. En el Pentágono, a 18 plantas bajo tierra, la cúpula del Departamento de Defensa de los EE.UU. había sido convocada con carácter de urgencia. La búsqueda que había comenzado hacía una decada acababa de dar sus frutos. Después de incontables intentos, se había llegado a la solución final. El Presidente conocería al fín el Arma Total. Ya nada habría que temer. Todo estaba de nuevo en sus manos y bajo control.
.
Confirmada la crísis de 2008, un científico sevillano iniciaba sus experimentos en la Universidad Hispalense. De familia humilde, huerfano de madre y padre trilero, nada le hacía presagiar el brillante futuro que el destino le tenía deparado. Con su mirada clavada en la absoluta oscuridad de la oquedad de aquel frío cilindro metálico que apuntaba a su frente, su último pensamiento le llevó a su Sevilla natal. Fué el único momento de su corta vida en que prefirió haberse parecido a su padre, para evitar así aquel final.
.
La crisis mundial concienzudamente preparada desde antes de 2008 se agravaba más allá de cualquier previsión. El crecimiento exponencial de la población mundial que sufría el azote de la hambruna no cesaba. Unos pocos ricos se hacían cada vez más ricos a costa del resto de la especie. El secreto de su riqueza era el dominio de la escasez premeditada de recursos naturales.
.
La solución se le ocurrió en la recepción de aquel congreso. Las bandejas de comida salían de todas las puertas que rodeaban el deslumbrante salón. Posiblemente aquella sería la única comida sólida que los científicos presentes verían en toda la semana. Aquella oportunidad no podía ser desperdiciada. Comer todo lo posible y hacer acopio de víveres sin ser descubierto se hacía vital. Pero cómo hacerlo. Entonces recordó a aquel amigo de su infancia. En concreto a aquel que en los cumpleaños comía más pastelitos que nadie. A aquel que en la cabalgata comía más caramelos que nadie. Aquel que en casa de los amigos comía más pizza que nadie. Aquel que en los pescaítos de su hermandad, acababa con todo el adobo mientras el resto tan sólo acertaba a soplar las huevas que dejaba. Aquel que en las bodas liquidaba las gambas y el jamón, dejando para el resto tan sólo las papas fritas y las "asitunitas" sin hueso con "sabor" a anchoa y Dios sabe qué en su interior. Aquel que se comía las cabrillas como si fueran kikos. Aquel que se comía las coquinas como si fueran pipas. Aquel que se comía las sardinas como si fueran chanquetes. Tan sólo tendría que pedirle una simple muestra de ADN. Conseguir aquellas habilidades sería el inicio de la solución. La selección natural de nuevo se abriría paso. Esta vez no sobrevivirían los más fuertes, lo harían los que comieran más rápido. Aquellos a quien tanto había odiado, por no encontrarse él entre ellos, salvarían primero a sus familias, luego a sus vecinos, después a sus compatriotas. Así llevaría a su gente a restituir las cinco comidas de toda la vida de Diós.
.
Poco tiempo tardó la CIA en saber de su descubrimiento. Aquel "arma mortal" que mataba de hambre a quien lo rodeaba estaría pronto en manos de los EE.UU., y su descubridor muerto. Aquel vomitivo país repleto de tontos, que hacían concursos de velocidad comiendo hamburguesas o perritos calientes, en lugar de hacerlos con gambas de Huelva o langostinos de Sanlucar, dedicaría esas habilidades a algo tan vano e inútil como ésto


.
Lo que no sabían los imperialistas deglutadores de mierda, es que esas habilidades son innatas en nuestro pueblo, y la ponemos en práctica cuando nos da la real gana. Por eso en las bodas cuando pasa el "mushasho" con la bandeja de "Frituras de Calabacín Caramelizado" pensamos "la verdura se la vas a dar al novio, miarma". Pero cuando vemos venir las bandejas de jamón, ay el jamón, entonces sale a relucir aquella habilidad que sólo unos pocos llevamos en nuestros genes. La rapidez de mente, dedos y dientes.

sábado, 25 de octubre de 2008

LA MÚSICA CLÁSICA Y EL CINE V

Años de monotonía. Años de sueños e ilusiones incumplidas. Años de esperar el día de descanso para continuar trabajando y ahorrar. Años sin sol. Años de vivir para trabajar. Años de conocer a miles de personas sin que nadie entre en su vida. Años de atascos, de semáforos en ámbar, de urgencias, de carreras, de mal comer para trabajar más y ahorrar. Ahorros que nunca serán suficientes para escapar de esa prisión sobre ruedas. Un año tras otro viendo girar la ruleta de la fortuna de la vida, a la misma velocidad, seguro de que tiene tan sólo un premio asegurado, pero se resiste a perder lo único que tiene, su sueño, hasta que un día cualquiera la ruleta se pare. Años sin dar importancia a lo poco que ocurre a su alrededor. La vida está llena de casualidades. Pero a veces las casualidades pueden cambiarnos la vida. De pronto alguien entra en nuestra ruleta y cambia la velocidad. Conocemos a alguien por casualidad y se convierte en la persona más importante de nuestra vida. La mayoría de las veces para bien. A veces para mal. Muy pocas veces ocurren ambas cosas. Entonces, la ruleta gira a velocidad de vértigo, perdiendo el poco control que creías tener. Todo se dispara. Hasta que de pronto la ruleta se detiene, para volver a girar a velocidad "normal", pero distinta, mejor. Así se vive el último instante antes de. Alguien entra en el taxi. Parece un buen cliente. De los que dejan propina. Una conversación en sentido único. Dos personas. Dos monotonías. Distintas. Dos monotonías al fín y al cabo. De escenario la gran urbe. De fondo, la inconfundible música de BACH en clave de Jazz. Una verdadera delicia.
.

domingo, 19 de octubre de 2008

..... Y LA SALVACIÓN LLEGÓ DEL CIELO

Lo bueno siempre viene de "El Cielo". Desde la cuna se lo enseñaron con el cariño que lo hace su gente.
.
La noticia corrió como un reguero de pólvora. Algo impactante iba a suceder. Y llegaría del cielo. Todos hablaban de lo mismo. Los visionarios con su prosa profética llevaban semanas hablando de ello. Algunos aseguraban haberlo visto en otros lares. Afirmaban que la civilización cambiaría muy pronto, como ya había ocurrido irremisiblemente en otros poblados. La vida ya no sería la misma con su venida. Cual Espíritu Santo iluminaría nuestros hogares. El concepto de Universo ya no sería el mismo.
.
A su edad, dejando de ser niño sin saberlo, los juegos se convertían en escuala de virilidad. El hombre debía aprender a ser hombre, y las demostraciones de fuerza y agilidad eran asignatura obligatoria. Su vida, como en la antigua Esparta giraba en torno a su particular "agogé". En su "agelé" de 105 x 70, el niño aprendió a querer y a respetar a sus compañeros, sus hermanos, con los que hacerse hombre saboreando el elixir de la victoria. Supervisado por "paidónomos" que jamás podría olvidar, aprendería el significado del compromiso, la honradez, el trabajo, la superación diaria y el espíritu de sacrificio. Ser respetado y admirado por su aportación al grupo de "sfareis" se convirtió en su sueño, y para ello trabajaba seis días a la semana. En su vida adolescente no había tiempo para conocer mujer. En su momento, los dioses le recompensarían con una Ninfa.
.
Como cada día, salió de casa muy temprano camino de la escuela, y como cada mañana, miró al cielo buscando una señal, pero nada hacía presagiar "La Venida". Los días pasaban y la esperanza se fue tornando desesperación. Hasta que la desesperación desembocó en incredulidad . Ya no miraba al cielo con la ilusión de antes. Todo había quedado en una mentira más, de las tantas a que nos tienen acostumbrados los falsos profetas.
.
Le habían enseñado a ser competitivo; a no abandonar nunca; a terminar todo lo que comenzaba; a luchar hasta la extenuación, porque lo importante no era ser más fuerte que sus compañeros y sí ser capaz de darlo todo por ellos; a llorar si llegaba la derrota, por no haber sabido desprenderse de todo su ser durante la lucha; a olvidarse del dolor corporal en beneficio del grupo; a no alegrarse por la victoria, porque la victoria es la obligación de un buen "espartano". Por todo ello, una pequeña llama de esperanza seguía luchando contra la incredulidad. Y por todo ello, su fe se vio recompensada. Aquel día, de regreso a casa, embriagado por los olores que desde tiempos inmemoriables inundan las calles de su tierra cuando el sol está en el zenit, olores de pucheros mimados por manos de madres y abuelas, su ojos lo vieron. Su refulgente blancura atravesaba la bóveda celeste como "Estrella de Belén" para posarse en su casa y bendecir a todo el poblado. De uno en uno, aquel regalo del cielo había bendecido todos y cada uno de los hogares. La profecía se había hecho realidad. La salvación había llegado del cielo. El cable del vídeo comunitario había llegado por fín a casa. Los sábados por la noche ya no serían los mismos. Nuestra existencia ya no sería la misma.

Boomp3.com

sábado, 11 de octubre de 2008

TODO ESTÁ CONSUMADO

12 de octubre de 2.035. El viento y la lluvia le habían robado sus últimas horas de sueño. Como cada noche había dormido en un lugar distinto, su supervivencia dependía de ello. Nadie debía saber jamás donde encontrarle. Calentaría el agua con el poco petróleo que le quedaba. Debía tener suficiente para el café y para asearse un poco. Las casas no disponían de gas desde que en pleno invierno de 2.015 La Segunda Unión Soviética cortase definitívamente el suministro de gas natural a la vieja Europa. El poco gas disponible procedía del norte de Africa, era controlado por el Nuevo Capitalismo Islámico, se vendía a precio de oro y sólo llegaba a las clases más altas. La única fuente de energía que le quedaba al pueblo era el petróleo que se robaba de los barcos que aún se atrevían a atravesar el Estrecho. Ése era parte del peaje que tenían que pagar. En cuanto a la energía eléctrica, tan sólo se podía generar con placas solares, pero la gran nube de polución que cubría toda la Tierra lo hacía casi imposible en el 99% de los casos. Y la poca madera que quedaba era custodiada por el Gobierno Europeo. Por eso, el agua caliente era algo que pocos podían disfrutar. Él, el último de su gente, la disfrutaría por última vez. Alguien le había delatado. Los agentes irrumpieron mientras mojaba su larga cabellera. El último portador había caído.
.
Las S.S. V, el Servicio Secreto Vaticano, creado por el Papa Alemán, había concluido una misión que había comenzado 20 años antes. Ellos querían eliminar una secta que nunca había existido, y así, casi sin saberlo, la habían creado y hecho cada día más fuerte. Pero año a año el cerco se cerraba más y más, hasta que el último portador fue localizado y neutralizado. Tan sólo llevaba un pequeño frasco. El último frasco. No podían permitir que aquel veneno del diablo siguiese destruyendo la castidad del hombre.
.
Fue el Papa Alemán el que había comenzado la limpieza. Pero fue el llamado Papa Judío, el primer Sumo Pontífice nacido en EE.UU., el que endureció los métodos. Primero se prohibió su consumo a todos los Católicos, bajo el pretexto de alejar al hombre de la lujuria y la perversión. Después se presionaron a las empresas para que dejaran de producirlo y a los gobiernos para que prohibiesen su producción, comercialización, venta y consumo. Fue entonces cuando unos jóvenes rebeldes, lo utilizaron como símbolo de su lucha por la libertad. Se inició la "Soft Revolution". Su signo de pertenencia al grupo era llevar una larga y desenredada cabellera. Así fue cómo algo que hasta la primera década del XXI había sido de uso normal, doméstico y cotidiano, se convertiría en preciado objeto de culto. Algo que había nacido de la intransigencia de una Iglesia retrógrada y arcaica, y que unos jóvenes inquietos e incomprendidos habían hecho suyo, tan sólo una década más tarde se había convertido en un movimiento a nivel mundial de protesta contra el régimen establecido.
.
Tal rebeldía sería castigada. Tan sólo unos años más tarde comenzaron a llegar los primeros ataques. Las primeras desapariciones. Fueron acusados de pertenencia a una Secta digna de ser eliminada. Se habían convertido en convictos de la noche a la mañana. Sólo unos pocos, los más fieles, continuaron hasta el final. Fueron cayendo uno a uno. Hasta el último portador. Ya todo había acabado. El último frasco con el preciado líquido se conservaría en el Vaticano como prueba irrefutable de la existencia del Maligno. Ya tan sólo quedaría la Leyenda.
.
Cuenta esa leyenda que todo había comenzado en el baño de un humilde pero honrado hogar de un barrio periférico de la entonces llamada Sevilla, la actual Delnidotown. Corría el verano de uno de los primeros años de la década de los ochenta, cuando aquel adolescente sevillano, sin saberlo, iniciaría una revolución a escala mundial. Allí, junto al champú, vió por primera vez uno de esos botes. Qué sería. Hasta entonces tan sólo existía la pastilla de jabón y el champú. Luego apareció el gel de baño. Dicen que el olor a fresa del Gel Geniol era embriagador. Pero aquello. Qué sería aquello. Concluida su ducha y aún mojado, tomó el bote con curiosidad y leyó la etiqueta "Crema Suavizante". Las instrucciones decían "Aplicar sobre el cabello, dejar actuar dos minutos y aclarar". La tentación había ganado una vez más al hombre. Aquel joven en plena pubertad, con el calor del verano, mojado, en la ducha, con su sexo siempre presente y teniendo que esperar dos minutos, hizo lo que tenía que hacer. Hizo lo que se esperaba que hiciese, lo que todos habrían hecho en su lugar, incluidos aquellos que lo llaman pecado y por cuya causa y locura la Crema Suavizante para el Cabello desapareció para siempre de la Faz de la Tierra, pero no de la memoria, mientras siga viva en el recuerdo del Hombre.

Boomp3.com

sábado, 4 de octubre de 2008

MI MAMÁ DICE QUE .....

Esa mañana, el sol de primavera dibujaba a todos la sonrisa típica de aquellos que saben que están pasando por el ecuador, que ya se ha coronado el puerto. Tan sólo quedaba el descenso. Peligroso es el descenso si no se llava cuidado, las curvas se toman más rápidas y se puede terminar magullado.
Boomp3.com
.
Llegó la hora. Los pasillos aún olían a colonia de baño. Cada uno a sus puestos de trabajo. El trabajo dignifica al hombre. Y a la mujer. El deber cumplido siempre es gratificante. Y si el trabajo permite ayudar al prójimo, una Bendición de Dios. Ella, guapa, morena, femenina, con su rizador de pestañas en el bolso, siempre de negro, alta, más alta aún sobre sus tacones, se disponía a atravesar la puerta que conduce a un universo paralelo. Todos sus años de experiencia no la podrían ayudar ante aquello que, sin saberlo, el destino le tenía deparado aquel día, tras aquella puerta.
.
Allí estaba ella, la Profesora de Religión, con su clase de 2º de E.S.O. Adolescentes de entre 12, 13 y 14 años. Puros volcanes hormonales. Progesterona y Testosteroa dispuestas a dar un vuelco al destino de la humanidad.
.
- Hoy veremos la diferencia entre símbolo y signo. - Dijo con la seguridad que otorgan los años de experiencia, al tiempo que transcribía sus palabras en aquella pizarra tan moderna. Continuó dibujando una Cruz, una estrella de David y una Media Luna. - Éstos son símbolos utilizados por el Cristianismo, el Judaismo y el Islam. ¿Pero alguien sabría decirme qué es un signo?
.
Como avezados espías, nada podría, de momento, con el silencio de la audiencia. Aquella clase, con apenas seis horas de descanso nocturno aún no había activado su cerebro. Algunos no lo harían hasta bien entrada la mañana.
.
Ante tal pasividad, la profesora volvió a tomar la palabra, esta vez para poner un ejemplo que ayudase a entender el significado de "Signo". - La Circuncisión es un signo. La circuncisión ha sido usada por el hombre desde hace miles de años. Ya en el Antiguo Egipto era practicada. Hoy día los Judíos y los Musulmanes continúan usando la circuncisión como signo de pertenencia a su religión y conpromiso con su Dios y su pueblo.
.
En cualquier clase hay que medir muy bien los pasos. El terreno que se pisa se puede convetir en arenas movedizas en apenas segundos. Como dicen los toreros, hay terrenos que es muy difícil pisar, y sólo los valientes o los locos se atreven a pisar esos terrenos. A los valientes y los locos se podrían añadir, los imprudentes, los distraídos, o lo que es más comun, los lanzados. La palabra Circuncisión dió vida a una pequeña bola de nieve que crecería por momentos.
.
- Maestra, ¿qué es la circuncisión? preguntó el más inocente de la clase. Nunca se supo si conocía la respuesta antes de hacer la pregunta. Se sigue especulando sobre ello.
.
Como diría el Maestro Araujo, cuando escuchamos de fondo a la afición del equipo rival cantar gol, "se veía venir". Cómo explicar a aquellos MOGWAI qué es la circuncisión. Para aquel momento la profesora ya se había dado cuenta que el agua del charco en que se había metido sóla la estaba empapando. Ya era demasiado tarde. - La circuncisión es ....., es ..... A ver ¿alguien está operado de Fimosis? Es como la operación de Fimosis.- Sin darse cuenta, o tal vez sí, lo acababa de "arreglar". Acababa de perder definitívamente las riendas de la clase. Le había dado una manguera a un MOGWAI. En tan sólo un instante todos serían GREMLINS.

Boomp3.com
.
Sin saber bien por qué, todos los ojos se clavaron en el único alumno que miraba su mesa. Eso suele ocurrir cuando uno quiere mantener algo en secreto y "sólo" se lo ha confesado a la persona equivocada. - Por favor ¿puedes explicarles a tus compañeros qué es la Fimosis? dijo la profesora, despejando la pelota de su área.
.
- La timidez de un chaval de 13 años que sabía cómo se las gastaban sus compañeros hizo previsible la respuesta. - Maestra, es que eso es algo muy personal.
.
Y como pasaba en la inolvidable película, el de la cresta más grande, que suele ser el peor de los Gremlins, tomó la palabra. - Maestra, eso es que te corten el pene por delante. Alguien había mencionado la palabra pene en una clase llena de púberes. Se mascaba la tragedia.
.
- Sí, sí, eso es como lo del clítoris. - Dijo una alumna desde el final de la clase. "Por Dios, la palabra pene y la palabra clítoris en el mismo momento, en la misma clase", debió pensar aquella profesora que cada vez se hacía más y más pequeña.
.
- ¡¡¡ Maestra !!! ¡¡¡ ¿qué es el clítoris?, ¿qué es el clítoris? !!! preguntaba a coro toda la clase, entre carcajadas y espasmos. Aquella profesora ya no volvería a emitir sonido hasta que la salvara la campana.
.
- Desde un lado de la clase respondió a gritos un voluntario: ¡¡¡ ¿el clítoris es el Punto G? !!!
.

- NOOOOO!!!!!, el punto G es otra cosa que está en otro sitio, que lo he visto en el programa de sexo de la de las manos grandes. Dijo el experto en programas nocturnos. Entiéndase Lorena Berdún como la de las manos grandes.
.
- ¡¡¡ Y ¿donde está el punto G? ¿donde está el Punto G? !!! - gritaba el resto de la clase.
.
- El clítoris está fuera, pero el Punto G está dentro. Para encontrarlo hay que meter los dedos y hacer así.- Explicó el experto en programas nocturnos, con la importancia que da manejar la información, al tiempo que se ponía en pié y con los dedos índice y corazón extendidos giraba su mano cual centrifugadora pasada de revoluciones.
.
Al fín sonó liberadora la señal que marcaba el final de la hora. Pero la bola de nieve ya hacía tiempo que había estampado contra la pizarra a aquella grandísima profesora, que tardaría en olvidar lo que acababa de sucederle. Pero aún quedaba lo peor, pensar en las conversaciones que durante el almuerzo tendrían esos niños con sus respectivos padres, contando lo divertida que había estado esa mañana la clase de Religión.
.
Como diría Forrest Gan "Mi Mamá dice que una hora de clase es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar". Esa incertidumbre consume y asfixia a muchos. En cambio para otros tantos es como una droga que no se puede dejar. Es como hacer puenting seis veces al día. Es lo que tiene trabajar con gente joven. Al final contagian su "frescura" y no se sabe bien quién ayuda más a quién, si la profesora al alumno o al contrario. Pero por favor, si tienes pensado hacer puenting, mide bien la cuerda, y si ya es demasiado tarde, cuéntanoslo.

Boomp3.com
.

1BESO.

domingo, 28 de septiembre de 2008

SENTIMIENTO

Los aplausos llenaron la sala por muchos minutos. Miré a ambos lados. Era verdad. Esos aplausos, esos maravillosos aplausos, debían ser para mí, todos me miraban sonrientes, a la vez que los aplausos se tornaban eterna ovación.
.
Mamá siempre fue especial. Se sabía bella, jacaranda de flores azules, mujer distinguida, apreciada, altiva y señorial. Palisandro codiciado en todas las cortes de Europa. Orgullosa de sus hijos, nacidos todos de su musical vientre, educados y cuidados como príncipes que algún día serían reyes.
.
Educados y cuidados como príncipes, "algún día reinareis hijos míos" nos decía, pero siempre lo hacía mirando a mi hermano mayor. Perfecto en sus medidas, de cuerpo agil y grácil, brillante, capaz de enamorar con su voz, encerraba en su alma la armonía y el fuego del amor. Mi hermano mayor. Mi espejo.
.
Cuentan en la corte, que el día de mi nacimiento, mi madre me sostuvo feliz en su regazo, al tiempo que daba gracias a Dios porque su hijo mayor, al que muchos llamaban "El Predilecto", tendría para siempre en mí al mejor de sus amigos, aquel que siempre a su lado, le ayudaría a ser grande. Siempre sería el hermano de mi hermano.
.
Crecí rápido, y pronto descubrí que jamás sería como él, mi cuerpo desgarbado, mi semblante sombrío y mi voz grave, jamás serían apreciadas por aquellos "amantes" de la belleza que no saben donde empieza y donde termina ésta. Pero al menos podría estar junto a él. Cuidarle. Protegerle. Darle calor. Envolverle. Impedir que nadie osara mancillarle. Siempre su fiel escudero. Yo sería el árbol que le cobijara. Pero siempre a su sombra. Así sería mi vida junto a él. Él recibiría regalos, alagos y bendiciones. A mí me sobraría con el orgullo de ser su hermano. Él, el más elegante de todos, correspondería mi presencia con su luminosa sonrisa.
.
Pero aquella noche cambió mi vida para siempre. La luna llena iluminaba la habitación en la que el humo de la velas recién apagadas jugueteaba con esa cadencia y ese olor tan especial y tan familiar. De pronto el silencio se vió acompañado con el inigualable timbre de su voz:
.
- Hermano, ¿eres feliz?
.
Cuál sería mi respuesta sino un sí claro, rotundo y seguro. Tenía la fortuna de tener al mejor de los hermanos.
.
Entonces, se incorporó de la cama, se sentó junto a mí y volvió a preguntarme, esta vez mirándome a los ojos - Pero ¿eres completamente feliz?
.
Su insistencia le daba un nuevo sentido a la pregunta. ¿A qué se querría referir con ella? ¿Habría hecho algo mal? Lo sabía, había cometido un error. Me senté a su lado sin que me diese tiempo a poder hablar.
.
- Te he estado observando. Tus movimientos. Tus gestos. Tu voz. Cada vez te pareces más a mí. Y me he preguntado que tal vez .....
.
- Por favor hermano, no te enfades. Jamás querría molestarte. Eres mi orgullo. Lo daría todo por ser como tú.
.
- Ahí está el error, mi pequeño gran hermano. Eres importante como eres. No quieras ser como yo. Sé tu mismo. Pronto te presentarás en público como quien realmente eres, con todo tu explendor. Pronto podrás transmitir todo el sentimiento que llevas dentro. Te lo prometo.
.
Qué quiso decir con aquello lo descubrí a la mañana siguiente. Cuando desperté él ya no estaba. Sobre el escritorio había una partitura. Nunca la había visto. La melodía era tan bella, que quedó en mi alma para siempre. Pero algo debía estar mal. Debía haber un error. ¿Concierto para Fagot, cuerdas y bajo continuo de Antonio Vivaldi?. Mi cuerpo temblaba tan sólo de pensar que aquello fuese cierto. Vivaldi. Antonio Vivaldi. Un concierto para Fagot. Yo, un joven Fagot solista. No podía ser.
.
Su mano se posó sobre mi hombro, con aquel cariño de siempre. - Siempre has querido ser como yo. Siempre has querido ser un Oboe. Pero eres un Fagot. Eres maravilloso. Mi hermano. Hijos de la misma madre. Capaz de enseñar al mundo cómo suena el amor. Mañana el solista serás tú..
La sala expectante. Gente que conocía. Y ellos, ¿me conocerían a mí?. Yo, desde mi atalaya de solista, podía divisarlos a todos. El público. La orquesta, mis amigos, y mi hermanos, sonrientes, con miradas de cariño y respeto me decían "tranquilo, eres grande". Y entonces todo empezó. Sin preámbulos. Aquella inolvidable melodía se quedó flotando en el aire para la eternidad. La música fluía por todos y para todos. Partitura innecesaria. Mis ojos cerrados, me llevaban por aquel maravilloso sueño, en el que éste Fagot, el hermano de Oboe, vivirá para siempre.

viernes, 19 de septiembre de 2008

DAÑOS COLATERALES

Que lo que procedo a escribir no es políticamente correcto ya lo sé, yo tampoco lo soy.
.
Que lo que ya he empezado a escribir no es demasiado romántico ya lo sé, yo tampoco lo soy, aunque mi amigo Cáceres asegura lo contrario, los poetas son así.
.
Que una gasolinera en el centro histórico de una ciudad es algo peligroso, antiestético y poco moderno también lo sé.
.
Que ya no repostaremos allí, ni nos podremos despedir de la Esperanza del Arco cuando salgamos para nuestras playas de Huelva, lo tengo asumido.
.
Así el pasado Jueves, aliviando el siempre vacío depósito de mi coche de tieso, pude comprobar que llegué y no había nadie, que estuve y nadie llegó, y que me fuí pa mi calle Feria sin que nadie llegara. No pude evitarlo, paré el motor, y regresé para confirmar los efectos que estaba provocando el nuevo sentido de la ronda. Él, amáblemente, pero apesadumbrado, me sacó de cualquier duda, "se vende menos de la mitad y en la plantilla ya somos cuatro compañeros menos".
.
En pos de la modernidad y la buena ordenación urbana, la ronda Histórica se está convirtiendo en un Circo; en un Tio Vivo; en un coñazo para los que queriendo ir a la izquierda nos empujan hacia la derecha, vaya contradicción verdad Sr. "Monteserrín"; en un sentido único que espero tenga algún sentido; en algo que nos exaspera cuando nos hace perder el tiempo; aunque, todo sea dicho, al menos cuatro familias, de momento, han salido ganando, un parado cada una.

lunes, 15 de septiembre de 2008

SI ES QUE NO PUÉ SÉ

Se va uno a Austria, se lleva uno cuatro días en Viena, flipando con esa peaso de ciudad monumental, que no veas los muchachos que no hacen na chico, to a lo grande, mogollón de palacios, peazos de jardines, mogollón de monumentos, y los museos ..... que no se yo que son más guapos si los edificios o lo que tienen dentro, la opera, el concerjau, ni un papé en el suelo, los perros con diarrea les cuesta dinero salí a la calle, la gente una jartá de enrollá, joé hasta pagan en el tranvía, cuatro días flipando, no veas que guapo tó, pero tiene cojones que me lleve la alegría más grande con esta cama que hay en el Schonbrunn.
Como que na más que la ví dije "Ohtia vaya palio guapo, que buen gusto tenías Maria Teresa miarma". Y es que uno se va pero no se acaba de ir, si es que no pué sé.

jueves, 11 de septiembre de 2008

RIQUEZA .......... "LINGÜISTICA"

Foto tomada en el Aeropuerto de Barcelona
Vaya tela el nombrecito del menú
con la guasa que tiene el personal.

domingo, 7 de septiembre de 2008

sábado, 6 de septiembre de 2008

NIÑA MUJER

En el mismísimo corazón de la vieja madre Tierra, protegida por los Cárpatos al Norte, columna vertebral del centro de Europa y el gran Danubio al Sur, su arteria de vida, la antigua Dacia mira al Mar Negro, salado y dulce a la vez.
.


Dacia, tierra de gente fuerte y orgullosa, Decebalus, respetados por los romanos, en honor a su rey Diurppanneo, fuerte como diez. La que nuestro sevillano Trajano convirtió en romana como Híspalis. La dura y bella Dacia, corazón verde, de penetrante belleza, de murallas de montañas, Cárpatos, Carpatus, Carpats o Carpati; la de los mil castillos, la de las mil fortalezas, la de los mil monasterios; al norte y al oriente guarda el tesoro, joya de los Habsburgo, frontera del imperio; meseta de interminables prados, espejo de lagos y bosques sin fín; la regada por el Suceava y el Moldova; la mil veces envidiada, la heroica SUCEAVA, con sus mujeres de helado semblante y fuego en la mirada, las de fuerza racial y sonrisa de mirada esquiva. Suceava la de Bucovine, la que desde Zamca vió nacer a una morena de ojos verdes, guapa, tímida, tierna y ruda a la vez, como su sangre Dacia, una niña de la vieja Europa, una niña mujer, nuestra niña de Suceava que para siempre será Sevillana, la que queremos que siga sonriendo como siempre.

lunes, 1 de septiembre de 2008

DESPERTAR EN UN SUAÑO

Los príncipes visten de azul. Ésto nos han ensañado los cuentos, que visten de azul y que con un beso pueden acabar con cualquier sortilegio y devolver la belleza que nunca se debió perder. Ahora os voy a contar un cuento, de esos con final feliz, donde el príncipe es un ogro y donde el beso que nunca existió fue un gruñido que, lejos de deshacer un hechizo, sin saberlo originó el más bello sortilegio que se podía crear.
.
Érase una vez una princesa de un reino pequeño y humilde, pero bellísimo y lleno de súbditos fieles y agradecidos.
.
Todas las mañanas la joven princesa recogía su pelo con dos trenzas para visitar a sus súbditos, a todos y cada uno de sus súbditos, para dar y recibir regalos, para enseñarles y aprender de ellos. A veces recorría lejanos reinos y volvía con bellísimas historias que contar, con sus alforjas llenas de imágenes, música y poesía. Todo su pueblo la quería y se sentía orgulloso de su princesa, y ella, para no defraudarles, cada noche preparaba algo que mostrar a sus amigos la mañana siguiente, quienes curiosos no dejaban de visitarla para recibir sus regalos.
.
Pero una mañana la Bruja Envidia envió a uno de sus ogros para acabar con la princesa. El Ogro no soportaba que una pequeña princesa de un pequeño reino fuese tan querida por su gente, y en cambio él, siendo tan "erudito", sólo tuviera la compañía de su señora Bruja, la Envidia. Así fue como el Ogro, empujado por la Bruja, ideó un malvado plan para acabar con el cariño hacia la princesa, sólo tendría que mancharla, sólo tendría que contar a sus súbditos que la princesa era una impostora, que les mentía cada mañana, que robaba los regalos que luego les ofrecía.
.
La princesa, con el corazón roto, cayó en un llanto eterno y se encerró en el desván de su castillo sin dejar que su luz atravesara las pesadas cortinas. La princesa no lloraba por ella, sino por sus súbditos. Ella, empujada por la injusticia del Ogro, pensaba que los había defraudado y decidió nunca más volver a recibirlos ni a visitarlos, evitando así la vergüenza que sentiría al mirarlos a los ojos. La inocencia de la pequeña princesa había sido machacaba por la envidia de un Ogro que no pensaba dejar de humillarla, con la idea de mantenerla para siempre sumida en la tristeza de la injusticia.

Boomp3.com
.
Pero el ogro no contaba con que aquel reino jamás permitiría que destrozara a su amiga, y desde todos los lugares acudieron súbditos al pié de la torre para aclamar a la princesa. La voz de sus amigos ahogaron el horripilante gruñido del ogro, quien tuvo que volver a la fría soledad de la Bruja Envídia.
.
Pero su pueblo no consiguío que la princesa saliese de su crisálida. Por eso invadieron el castillo. Subieron en tropel por la escalera de caracol que conducía al final de la torre. Cuando derribaron la pesada puerta que llevaba al desván sólo encontraron un gran charco de agua salada. Nadie sabía que había ocurrido, pensaron que aquello debía ser un hechizo de la Bruja Envidia y tristes y enfurecidos volvieron a sus casas seguros de que jamás volverían a ver a la princesa.

Boomp3.com
.
Lo que sus súbditos no sabían es que la princesa seguiría a su lado. La gran cantidad de lágrimas que brotaron de los ojos de la princesa fue llenando de agua el suelo del desván, el agua de sus lágrimas, agua salada, agua de mar. Así, un día, de aquel agua surgió una sirena para rescatar a la princesa. Le dijo que su padre el gran Neptuno había escuchado el llanto de la princesa y le había parecido tan bello como el llanto de un oboe. Por eso Neptuno quiso que la princesa sembrara de música todos sus mares. Pero la princesa tenía mideo. No se atrevía a sumergirse en aquel agua, moriría ahogada. Entonces la sirena le dijo "no temas, no te has dado cuenta, al llorar, tus lágrimas han ido cayendo sobre tus pequeños piés y éstos se han ido convirtiendo poco a poco en unas preciosas aletas. Ya eres una de las nuestras. Desde hoy mostrarás la música a todos tus súbditos".

Boomp3.com
.
Así fué cómo un ogro sin saberlo convirtió a la pequeña princesa en una bella sirena que cada noche mientras sus súbditos duermen, les visita en sueños para dejarles pequeños y bellísimos regalos. Por eso desde entonces sus súbditos hablan de "despertar en un sueño", un sueño lleno de música y libertad.

viernes, 29 de agosto de 2008

LA MÚSICA CLÁSICA Y EL CINE (IV)

Después de GALLIPOLLI y la tristeza de su final, ahora nos toca algo que nos haga levantar la mirada haciéndonos sonreir. Y como aún estoy en Viena mentalmente, es el momento adecuado para recordar "LA EDAD DE LA INOCIENCIA" obra maestra (un poco moña, todo sea dicho) de nuevo de Martin Scorsesse con deliciosa banda sonora de Elmer Bernstein. Así os dejo esta escena para disfrutar de extractos de la MARCHA RADETZKY de JOHANN STRAUSS (PAPÁ) y el Vals del Emperador de JOHANN STRAUSS (el nene del Danubio Azul). Música llena de luz para una película más que brillante, con las bellezas de Michelle Pfeiffer y Winona Ryder, del nota no me acuerdo del nombre y me da igual porque después de la película no lo puedo ni ver. 1BESO.

martes, 19 de agosto de 2008

LA SIESA Y YO

El que yo tuviese 16 añitos lo hizo más fácil aún. Me fijé en tí la primera vez que te ví. Ya no me interesaban las demás. Ya sólo me interesabas tú. Tus colegas eran niñas, o mujeres mantenidas con cuerpo de niña para poder explotar sus cualidades hasta el último día. Por eso no fué difícil verte entre todas ellas. Tú y tu cuerpo de mujer. Tus 15 añitos de Seoul eran maravillosos, sobre todo para un pipiolo tan sólo 1 año y dos meses mayor que tú, y ya sabemos lo retrasadillos que solemos ser los niños. Tú y tu cuerpo de mujer, esbelto, perfectamente formado, alta, elegante, exóticamente oriental, con tus ojitos achinados, ay mi problema con los ojos achinados, y cómo no, tu expresión de siesa, de siesa soviética de bielorrusia, esa expresión que te hacía más adulta, y para mí, cautivadora.
.
Poder disfrutar de la gimnasia artística y de tu belleza siempre será inolvidable. Bueno, de tu belleza y a veces de la gimnasia artística. Tus brazos y piernas increíblemente largos y perfectos. Tu cuello de cisne. Hasta me gustaba tu sonrisa de Ronaldinho, ahora creo entender por qué te costaba tanto trabajo sonreir.
.
Probablemente ésto que ahora escribo no tendría valor de decírtelo a la cara, o tal vez sí. Porque mira que ponías cara de siesa. Concentrada, cara de siesa. Con el magnesio, cara de siesa. Saludando, cara de siesa. Durante los ejercicios, cara de siesa. Tras el ejercicio perfecto y el abrazo de las entrenadoras, cara de siesa. Cuando salían los 9.90, cara de siesa. Cuando te daban las medallas, cara de siesa. Pues a mí me gustabas, con tu cara de siesa.
.
Ahora que estamos de Olimpiadas, 20 años después, vuelvo a acordarme de tí, de esa sensualidad que mejora con los años y de ese nombre que ningún trabajo me costó aprender y que, mira que tiene guasa el nombrecito, creo que nunca olvidaré, BOGINSKAYA, de nombre SVETLANA.
.
Hasta siempre GUAPÍSIMA, ah, y SIESA.
.

jueves, 14 de agosto de 2008

LA MÚSICA CLÁSICA Y EL CINE (III)

Verano de 1915. Primera Guerra Mundial. Frente aliado en Turquía. Los turcos con sus posiciones perfectamente afianzadas, con ametralladoras en las trincheras dispuestas a devastar cualquier intento de avance aliado. Una pérdida de vidas humanas absurda, grotesca, sin sentido, evitable y horrible como en cualquier batalla. Dos amigos, dos corredores, dos soldados australianos a los que traiciona el destino y la inoperancia de un Estado Mayor aliado, formado principalmente por arrogantes, arcaicos, lentos de reflejos y poco previsores británicos. Esta campaña, que desembocó en el probablamente mayor desastre para los aliados en toda la primera gran guerra, fue ideada por el entonces Primer Lord del Almirantazgo, el "gran estratega" Winston Churchill.
.
Desde entonces, jamás volveré a escuchar el ADAGIO de DON TOMASO ALBINONI sin pensar en GALLIPOLLI.

martes, 12 de agosto de 2008

HOTELES CON ARTE

Estábamos ayer el Carbo, la Canija y el Gordo (yo) viendo las fotitos que hay en la red, para decidirnos definitívamente por un hotel con las tres BBB. De lo primero que nos dimos cuenta es que los hoteles cutres son cutres hasta colgando fotos de reclamo.
.
Y cómo no, en la web de un hotel cutre, los comentarios en las páginas de travelers no tienen desperdicio, encontramos unas fotitos que vaya tela las fotitos, pero ésta de aquí abajo tiene su cosita. Utilizan como reclamo la cantidad de actividades deportivas que ofrecen, incluido el tiro con arco.

.
La verdad es que unas vacaciones "Todo Incluido" y el tiro con arco no deben ser muy buenos compañeros de viaje, porque vamos digo yo ¿tan difícil es el tiro con arco? Dios mío de mi vida, o es que lo difícil es soltar la papa toda incluida. En fín, seguimos buscando.

sábado, 9 de agosto de 2008

EIRE: LA ALEGRÍA DE VIVIR

La lluvia ya cesaba y su caricia se dejaba sentir sobre el rostro como besos de angel. El suelo, coquetamente adoquinado, resplandecía mojado con las luces de aquella noche cerrada, ofreciéndose alegre a conducir aquel flujo de vida como si el sol aún estuviese dominando el cenit. La sensación de pasear sin pensar en la dirección que tomar era tan familiar que nos hacía sentir extrañamente relajados. Sólo había que dejarse llevar y eso lo aprendimos pronto.
.
Al fín decidimos entrar a conocer, a aprender, a beber y a vivir. Tras aquella roja puerta reinaba la alegría. Las sonrisas iluminaban la sala como si el tiempo se hubiese detenido en el mejor de los momentos. Difícil se hacía moverse con una pinta en la mano, pero los caminos se abrían por arte de magia, una magia nacida de los corazones de aquella amable gente. El suelo de madera centenaria crujía humedo de cerveza furtiva al son de los piés que alegres marcaban el compás. Compás, qué palabra tan andaluza en aquella isla tan al norte del paraiso andaluz. Pero eso era lo que corría por las venas de aquel orgulloso pueblo, ritmo y compás. Un ritmo irrefrenable que marcaba los latidos del corazón de todos los que allí estábamos. Un ritmo que hacía sentir como la sangre fluía por las venas con una libertad tal que embriagaba los sentidos. Aquella música simple pero maravillosa, étnica, racial y libre como ninguna otra, nacida de la más vieja de las tierras, indicaba con su embrujo el camino a seguir, un camino libre de trabas, un camino henchido de luz, un camino de verdes campos salpicados con el amarillo de sus flores. Una sensación reinaba en el ambiente, el ahora es más importante que el mañana, sonríe amigo, el mañana aún tardará en llegar.
.
En unas horas la vida continuaría, la rutina volvería a todas esas vidas, pero aquella gente de eterna sonrisa y ojos brillantes, tan distinta y tan extrañamente parecida a nosotros, nos enseñaba algo que nuestros ancestros ya descubrieron al sur del Edén:
.
"Vendrán de los más alejados confines
traerán sus lenguas y sus costumbres
y creerán que nos han conquistado,
pero cuando regresen a sus hogares
se sentirán tristemente vacíos,
porque en nosotros habrán descubierto algo
que pese a todas sus riquezas
ellos nunca tendrán,
la Alegría de Vivir".
.
Mientras tanto, su música seguía elevando nuestros espíritus, las sonrisas brotaban de las mismísimas fuentes del alma, y aquel ritmo seguía marcando los latidos de todos aquellos corazones, sus corazones, nuestros corazones, tan lejanos, tan iguales y tan hermanos como ningunos otros en el mundo. Los de aquella gente. Aquella gente que se nos entregó hacía años aquí en Sevilla. Como dice mi padre, "los buenos". Mi gente.

Boomp3.com